Trashtucada animan la noche de Sevilla – Crónica

· Nos tiramos del puente con Trashtucada en la Sala Museo

Barajando las posibilidades que hay, ver a Trashtucada dentro de su Andalucía natal es con mucha diferencia una de las manos ganadoras. Es su ambiente, dónde la gente comprende el espíritu que les mueve y la lengua que hablan. Evidentemente esto no quiere decir que fuera de ella no se entienda lo que hacen o que la gente no se lo pase bien,pero ya se sabe que para algunas cosas, siempre es mejor en casa. Y allí estaba El Musiquiátrico para comprobar como funciona la terapia de conciertos en directo a la que están sometidos estos chiclaneros.

Trashtucada - Crónica concierto Sala Museo Sevilla - Gira 2012

Comenzaba la noche con el problema que afecta a la mayoría de conciertos que se realizan en esta ciudad y no es otro que la falta de público. Triste pero cierto. Y no es que estuviera vacía, pero la sala solo se encontraba a la mitad de su capacidad, y con un grupo de estas características da pena que ocurra. Pero en cuanto se ve a Trashtucada encima del escenario, no hace falta nada más y la gente empezó a calentar para que los músculos estuvieran preparados. Y menos mal, porque comenzaron con una potencia impresionante.

Desgranando poco a poco las canciones de su último disco, Tírate del Puente, como K.O. Boeing 747, Trashtumano o El Coito da Vinci. Desde el primer acorde el público estaba entregado, saltando y bailando y es que una vez que escuchas los crudos acordes de la guitarra y comienza la trompeta, las piernas se van solas e inevitablemente vas arrancando hasta verte metido en una espiral de brincos y codos.

Tras el arranque a toda mecha que estaba dejando a los presentes casi sin aliento para cantar las canciones, a la montaña rusa le llegó el momento de transitar por una zona más tranquila con canciones como Demogracia, Todo el Mundo o Niñato. Canciones que se acercan más a la parte latina dónde predomina la percusión

Author: Dr. B. Barbitúriko

Compártelo con todos
Ir a la barra de herramientas