Aúpa Lumbreiras dejará de celebrarse. 1994-2014. DEP

El festival referencia en España de música punk, ska, oi! y hardcore pone punto y final a una larga y polémica existencia.

Aúpa Lumbreiras, el festival de la resistencia, como se ha venido llamando en los últimos años, no ha aguantado más y ha tenido que claudicar. Ironías de la vida, este colapso no ha venido por presiones de Ayuntamientos, como cabía esperar, si no que parece que el enemigo estaba en casa.

Como bien explica Marcos Rubio, en un comunicado que te dejamos a continuación, en la última edición del Aupa Lumbreiras se produjeron varios enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y algunos asistentes al festival. Unos asistentes que no se cansan de lanzar proclamas que luego ellos mismos se encargan de pasarse por el forro.

Gracias a unos pocos desgraciados, miles de personas vamos a sufrir la pérdida. No solo lo notarán las personas que conseguían llenar su nevera y pagar su hipoteca gracias a este maravilloso invento de Marcos Rubio. También hay miles de personas que desde el último día del festival vamos tachando fechas en el calendario para que llegue el próximo.

‘Punkis’, lo habéis conseguido. Ya habéis destruído lo poco que habíamos podido construir sobre firmes cimientos. Como decían Animales Muertos, sois una puta “lakra social”. Uno no se puede resistir en pensar en ese tan manido lema de ‘punk is dead’ y adaptarlo a estas circunstancias. Y es que…¡PUNKS DESERVE TO DIE!.

 

Queridos Amigos:

 

Aúpa Lumbreiras toca a su fin. Los graves y desagradables incidentes de este verano, han propiciado tan aciaga decisión. Como muchos de vosotros recordaréis, unos cuántos descerebrados, auténticos estúpidos y patéticos personajes, en la zona de acampada cercana a las duchas, iniciaron una serie de acciones totalmente deplorables; lanzamiento de piedras hacia la Policía Local, agresiones a agentes de la Guardia Civil, cortes de la calzada montando barricadas y en definitiva, ofreciendo un deleznable comportamiento. Todo lo contrario de lo que debería de ser un festival de música rock; un lugar de encuentro y celebración de la música que nos apasiona.

 

Lo más lamentable es que la acción de unos pocos descerebrados, perjudica al resto de público que se porta de manera excepcional y no tiene otro objetivo en el festival que disfrutar y respetar a su entorno. Es tremendamente triste, pero esa es la cruda realidad.

 

No sé si estos “defensores de la clase obrera”, dogmatizados hasta el tuétano, tienen la más remota idea de los esfuerzos que cuesta montar un festival de rock, de las dificultades que aparecen por el camino, pero está claro que se han cargado las ilusiones de miles de aficionados a este tipo de música. Han borrado de un plumazo miles de jornales de obreros que a lo largo de todo un año participan con su denodado esfuerzo y trabajo para que el Lumbreiras se llevara a cabo. Contra la sinrazón, no hay resistencia que valga.

 

Lumbreras Rock/Aúpa Lumbreiras; veinte años, desde 1994 hasta 2014, con tres años de parón de por medio. Puerto Lumbreras, Mula, Tobarra y Villena. Esos han sido nuestro destinos durante todos estos años; dos décadas de trabajo, dedicación y amor por la música. Dos décadas que quedan para el recuerdo.

 

Nuestro último pensamiento es de agradecimiento; a todos los ayuntamientos que nos acogieron en su día, a los centenares de grupos que han actuado en el festival desde 1994, a prensa y medios, patrocinadores, servicios sanitarios y de seguridad, instituciones y administraciones, trabajadores en general y sobre todo y por encima de todos, a este público excepcional que ha amado y respetado al Lumbreiras y lo ha interiorizado como una parte fundamental de su vida. A la memoria de Bernat y de Ladis. Adiós.

 

Marcos Rubio. Sufriendo & Gozando.

Author: Dr. B. Barbitúriko

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas