Al Supersonic and The Teenagers, el Soul como fuente de juventud eterna

Jóvenes supersónicos con brotes de Soul: Desmadre negro en el Musiquiátrico

Al Supersonic and The Teenagers - Banda de soulDe las culturas callejeras del norte de Inglaterra, que siempre nos transportan a terapias pasadas, mods y skins, y sin ser una banda de soul al uso, aparecen en 2001 Los  Teenagers. Ska, reggae, rocksteady, canto espiritual y Jamaica; todo ello con el denominador común de la negritud, son los alucinógenos que reinventan su obsesión por la música, la música negra.

Presumen, y con razón, de no ser ninguna moda y de querer seguir aquí el día que pierda fuerza el revivalismo actual (Amy Winehosue, Daffy, Eli “paperboy” reed…). La mítica P.P. Arnold los puso a currar muy duro para somatizar sus deseos y ser lo que hoy son. Durante su larga y musicopática travesía geográfica han tenido la suerte de interactuar con los dioses y doctores más adorados de la escena: Tommy Hunt, Roy ellis, Dean Parrish…

Al Supersonic and The Teenagers son los primeros en la lista de espera de intervenciones quirúrgicas de cambio de piel. Siempre soñaron ser negros y para ello viven, cuando menos, como tales. Mientras tanto, las constantes transfusiones de sangre sonora de los más grandes y atemporales, son evidentes. Sus voces, guitarras, Hammond, percusiones y pasiones sin fisuras, llenan sus imantadas canciones de demente plasticidad, trastornándonos como barbaridades ya clásicas firmadas por Al Wilson, Edwin Starr, Willie Tee, Terry Callier, Los Dells y muchos más.

Disco: Not too Young - Al Supersonic & The TeenagersUn solo LP en la calle: ‘Not too Young’ (Unique Records 2010), después de ya 12 años de historial clínico quemando sus neuronas por Bulevares de toda Europa, sirve para hacerse una idea de su (según nuestro amigo Calamaro) honestidad brutal. La misma honestidad por la que se les conoce como los “HouseMartins Granadinos”; británicos aquéllos, que sin sonar a soul cabalmente llevaban dentro más soul que nadie. Su disco ‘Not too Young’ es la defensa de la juventud como estado mental. Fue producido por Carlo Coupé en su laboratorio de Funkorama, después de que los Teenagers entraran en estado de shock al ver el buen trabajo que hizo con Glen Anthony Henry. La gente del sello Unique los apoyaron ciegamente e hicieron del festival de jazz de Dusseldorf, y de Alemania en general, su segunda casa. Allí siempre son bien recibidos y tratados de sus achaques musicopáticos.

Melodías cardiacas y perfección temática llena de lo más negro y autentico. Soul frenético de suburbios elegantes, con apabullante sección de vientos hipnóticos y enredantes en el baile más incansable. Clasicismo en los arreglos ensalzando la calidad sin parangón de “lo que antes se hacía”. Así son los Teenagers.

El single ‘Paint yourself in the Corner’ en 7 pulgadas apunta sin remedio a ser todo un clásico, en breve, del soul más elevado.

En sus conciertos es donde verdaderamente rezuman pulsaciones de monomanía por su música, entrega y convicción reincidente, desfogando una energía poco vista y demostrando que a veces el alumno supera al maestro. El núcleo duro de la banda se conoció en un reformatorio de Granada y de allí suponemos que degenera su postura de autenticidad, muy de la calle, donde focalizaron sus delirios por la musicopatía más negra. Fueron premiados con el Pop Eye a la mejor banda de su género en 2010, género que dominan y respiran con naturalidad.

Author: Dr. J. Lobos

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas