Delinquent Habits | Tres delincuentes en el Musiquiátrico

El rap en Spanglish llega desde L.A. al Musiquiátrico

Kemo (David L.K. Thomas), Ives (Ivan S. Martin) y O.G. Style (Alejandro R. Martinez) son los nombres de tres de los delincuentes más buscados de la década de los años 90 del pasado siglo. Estos forajidos lograron evadir la ley durante mucho tiempo gracias a los acuerdos diplomáticos que el Musiquiátrico tiene concertados con cuerpos de seguridad internacional como la CIA o el Mosad.

 

Las calles de Los Ángeles fueron el caldo de cultivo perfecto para que estos tres delincuentes llevaran a cabo sus fechorías musicópatas a principios de los años 90. A finales de esa época ya formaban parte de la lista de los más buscados entre las juventudes latinas, que literalmente flipaban con el novedoso Rap en spanglish que estos malhechores estaban gestando.

En 1996, Sen Dog de los Cypress Hill se fijó en estos delincuentes, probablemente después de que le intentaran robar la cartera y como agradecimiento por no desvalijarle la casa, decidió producirles su primer disco. Su lema fue Tres Delincuentes, y con un sampler rescatado de la canción The Lonely Bull, de Herb Alpert & the Tijuana Brass grabada en 1962, dieron la vuelta al mundo.

Su nombre fue creciendo y expandiéndose como el olor a pólvora después de una balacera y la alianza con Sen Dog impulsó a estos tres delincuentes habituales y, musiquiátricamente hablando, los convirtió en capos del crimen organizado.

Narraban el sentimiento y la situación de toda una generación de inmigrantes criada en los guettos de Estados Unidos: la sensación de sentirse como un paria en su propio país, la exclusión y la marginación social, y la rebeldía ante un sistema corrupto y desigual a través de las armas, creando del crimen su única forma de vida.

Sus letras en Spanglish abrieron las puertas del Rap americano a todos los hispano-parlantes, y funcionó a la perfección con los sudamericanos asentados en Estados Unidos, que entendían lo que decían estos delincuentes y se vieron profundamente reflejados en su mensaje.

Fueron la sensación del rap a mediados de los 90, y se asentaron como uno de los grandes grupos del movimiento hispano junto a Cypress Hill y Molotov. En 2003, sacaron su cuarto trabajo discográfico, Freedom Band, que sería el último con la formación original, pues poco después Kemo, el Mc bilingüe de Delinquent Habits, decide iniciar su carrera criminal en solitario y la banda se reestructura con la entrada de Chente Loco para ocupar el enorme hueco que había dejado Kemo The Blaxican.

Pero como los malos hábitos nunca se pierden, Delinquent Habits siguió adelante sin Kemo, al que por el momento, tampoco le va nada mal, ya que aparte de grabar varios discos, ha montado su propia discográfica, donde es él quién dirige el cotarro, y se junta con delincuentes de la talla de Sicko Soldado o Breezewood La Connecta.


En 2008, el Dj original del grupo, O.G. Style también sale de la formación y fue sustituido por Dj Wiza, que junto a Ives y Chente Loco siguen girando bajo el nombre de Delinquent Habits.

Mucho se ha hablado de Delinquent Habits, y muchos lo tachan como un grupo que sólo tuvo un hit, y nunca fue capaz de superarlo. Pero la verdad es que de una u otra manera estos delincuentes han pasado a formar parte de la milla verde del Musiquiátrico.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas