Diez pasos de (no) terapia

Diez elecciones para extraviarse en el campo,  retirarse a una cueva o imbuirse en uno de tantos subconscientes

Antes de licenciarme en pedantería psicopática por la universidad de Cincinnati (con honores), tuve que realizar una tesis sobre la música como reactivo en el ser humano a raíz de una continuada exposición a la misma. El resultado fue un conjunto de lp’s mediante los cuales se puede experimentar toda clase de sensaciones, la gran mayoría agradables en un estado de ánimo medio y exultante en un óptimo. De otro modo, habría que rehuir alguno que otro.

Sin orden, ni concierto, he aquí la primera parte de la lista:

1º Extreme – III sides to every story. Decir que la mayoría de mis compañeros conocedores de este grupo recomendaría su lp anterior, Pornografitti, pero servidor se decanta por esta obra magna y ambiciosa, con cuatro de las mejores canciones de funk metal que se han escrito desde que el metal es metal y el funk tuvo su affair con él. Warheads, Politicalamity, Rest in Peace y Cupid´s Dead son los cuatro jinetes embravecidos que cabalgan por sus surcos.

2º Anthrax- Volume 8: The Threat is Real. Para algunos lo peor de Anthrax y de lejos. El peor disco de su peor época. Bueno, para gustos las pirulas, ya que personalmente y haciendo uso de criterio valorativo de todo un doctor Jekyll, el disco es una ida de olla la mar de placentera. Catharsis, Inside Out, Stealing From a Thief y Big Fat son testimonio de ello. ¿Experimental y a la moda de por aquel entonces? Efectivamente, pero sarna con gusto no pica.

3º Prong – Cleansing. Un poco mas bruto y no nace. Tommy Victor, además de ser uno de mis guitarristas predilectos, es un tipo con imaginación y un gusto por ahondar en nuevos terrenos musicales fuera de toda duda. Mezclando el claqueteo de un martillo neumático con samples electrónicos, tendréis asaltos sónicos de la talla de Cut-Rate, Another Wordly Device, Whose Fist is This Anyway  y Broken Peace. Un puñetazo en plena cara para comerse el día y no dejar ni las migas.

4º Living Colour- Time’s up. Recomiendo encarecidamente la escucha de no solo este disco, sino de la discografía completa de estos  visionarios. Reconstituyente anímico donde los haya, esta amalgama y conglomerado musical se encuentra en otro estrato existencial, otro plano espacial y en una sintonía mental distinta. Una tour de force de casi una hora de duración que tiene en Type, Love Rears its Ugly Head, Solace of You y Elvis is Dead a cuatro exponentes de la riqueza y la abrumadora sensación de calidez que irradia este disco. Tan bonito que es verdad.

5º Faith No More- King For a Day, Fool For a Lifetime. Ya que Angel Dust se encuentra entre mis diagnósticos previos, citare el siguiente en cuestión. Quizá se trate del disco más pulido y adulto de este grupo. Con un acabado casi enfermizo por su perfección, acongoja su versatilidad con temas  de bossa, música jazz-funk o rock pesado. Maestros de lo impredecible, acabaron consagrándose con este disco como unos expertos en hipnosis regresiva. Nada es tan cercano a redescubrir una obra de arte una y otra vez como el escuchar este disco. Evidence, Ricochet, Caralho Voador y Diggin’the Grave están ahí para corroborarlo.

Alice in chains – Homónimo. Con este en particular, uno debería andarse con ojo, puesto que es valido tanto para momentos de moral en alza como de estrepitoso decaimiento. En consonancia con cualquier nivel intermedio, la aterradora belleza que encierra este disco es sinónimo de un nivel compositivo y emocional a prueba de bombas. Una pieza para escuchar al completo, complicada, oscura, grácil y límpida. Ambivalencia fuera de toda duda. Again, Heaven Beside You, Frogs y Over Now para más señas. Disfrutadlo.

7º Soundgarden – Badmotorfinger. Metal pesado y rico en texturas, aunque no tanto como su siguiente aportación al mundo, Superunknown.  Grunge de lírica interesante y criptica, bajo un férreo velo musical y una base rítmica que propicia leves episodios de ansiedad. Jesus Christ Pose, Outshined, Room a Thousand Years Wide y Holywater demuestran la pesadez y el lento caminar de un Mamut danzando al son de afinaciones bajas, dirigiendo desde la cumbre una voz aguda como nunca se volverá a escuchar.

8º Pantera – Cowboys from Hell. Disco elaborado bajo los auspicios de cuatro guardianes de sala procedentes de San Antonio, este plástico es tan incendiario que emite calor como efecto placebo.  Excitante de principio a fin, fue la antesala a lo que se conocería como Groove metal, con la colaboración de sus paisanos Exhorder, quienes contribuyeron a la par. Nunca algo tan desquiciante pudo sonar tan bien. Psycho Holiday, Heresy, Message in Blood y Domination, escalera de color y manía persecutoria. Relinchan los caballos, se escuchan disparos.

9º Black Crowes – Amorica. Continuamos en el sur, pero con menos intensidad esta vez. Recogiendo el testigo de Lynyrd Skynyrd y Molly Hatchet, los cuervos negros revitalizaron la escena en un momento difícil, al principio de la década de los noventa. Cualquier los tacharía de locos en su momento, pero lo cierto es que les fue bastante mejor del o que pensaban. Con una calidad implícita en cada uno de sus cortes, este tercer disco es considerado como el último gran trabajo del grupo. P25. London, Wiser Time, High Head Blues y Descending son magnificas credenciales para comprobarlo.

10º White Zombie – Astro-Creep: 2000 – Songs of Love, Destruction and Other Synthetic Delusions of the Electric Head.  Si con el titulo no os es suficiente, seguid leyendo. El último disco de este grupo antes de que Rob Zombie y sus aires de grandeza lo mandaran todo al garete. Metal en su momento más fino, samples, scracthes, parloteos de loro y un ejercito de yeeeeeahs respaldan un disco memorable y sí, muy divertido. Letras irrisorias, guiños freak y una base contundente como pocas logran que te encuentres en una montaña rusa de vertiginoso entretenimiento. Elecric head part.1 & 2, I Zombie y El Phantasmo and the Chicken-Run Blast-O-Rama os pondrán las pilas antes que un chute de la mejor adrenalina.

Author: Dr. Callejón

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas