Disco Nuevo de Pink Floyd | The Endless River (Adelanto)

En homenaje al fallecido teclista Richard Wright

Veinte años ha tardado Pink Floyd en publicar algo nuevo y The Endless River pretende ser una versión modernizada y adaptada al siglo XXI de la banda más influyente del Siglo XX.

El disco está compuesto por canciones nuevas. aunque basadas en grabaciones que no se utilizaron para “The Division Bell”, su último disco editado en 1993, y el que probablemente haya recibido peores críticas en toda la carrera de Pink Floyd.

De manos de David Gilmour, la nueva banda ha oído más de veinte horas de grabaciones que se desecharon en su día, y a partir de ahí han versionado, copiado, mejorado y masterizado todo ese material para editar este The Endless River.

Una gran incógnita, aunque de sobra sabido por la mayoría, era qué papel tomaría Roger Waters en un nuevo trabajo de Pink Floyd, la respuesta es ninguno, ya que la formación que ha grabado este disco está compuesta por David Gilmour y Nick Mason acompañados de Phil Manzanera, Youth y Andy Jackson. Algo que podríamos esperar tras la agria separación de Roger Waters del grupo allá por los años ’80 , con batalla legal incluída por los derechos del nombre de la banda.

Según palabras del propio David Gilmour, el disco está dedicado a la memoria de Richard Wright, teclista y cofundador de la banda, ya que nunca se le ha tenido en la estima que se merece, habiendo sido menospreciado tanto por la crítica como por sus propios colegas de profesión, siendo quizás el pilar fundamental de la música de Pink Floyd, ya que sus notas variaron la historia de la música para siempre.

De momento, y hasta que salga a la venta el disco completo en unas semanas, nos dejan un adelanto “Louder Than Words“, donde ya podemos ver por dónde van los tiros en este nuevo álbum, y que nos deja con ganas de mas.

Esperaremos a la publicación del disco para ver qué nos depara este nuevo y “descafeinado” Pink Floyd.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas