Guitarras y tractores

Relaciones curiosas y musicopatías agrícolas epidémicas

Cuando el calor aprieta, cuando el trabajo exaspera, la creatividad de un verdadero musicópata hierve al tempo del aceite de motor.

Tractor-Blues-CountryBuena muestra de ello es la epidemia que hemos detectado, un síndrome con el que trabajo y ocio se fusionan para crear música desenfrenadamente. Esta epidemia ha afectado gravemente a músicos agricultores y amigos cercanos, que a ritmo de tractor no pueden parar de componer. Country-Tractor-Blues lo podrías llamar, o bien Pistón-Folk, como prefieras, porque desde luego los expertos de la música aún no han encasillado el ritmo del tractor mezclado con guitarras eléctricas y acústicas, armónicas, contrabajos, voces…

Como se puede observar, la musicopatía provocada por esta epidemia se rige por marca, modelo y antiguedad del tractor que marque el ritmo, como el Midwest Utilitor de Indianapolis que acabamos de ver, así como de los gases que emana la máquina y que afectan severamente al sistema nervioso, determinando el estilo y el furor que nuestros estimados músicos emplean en crear su fantasía acústica. Algunos tienen ya su propio ‘sello musical’, y experimentan con diferente maquinaria, como Olle Hemmingssons Trio:

Las Autoridades Musiquiátricas advierten que esta epidemia es aún incontrolable, así que absténganse de tener contacto alguno con tractores y maquinaria rítmica, más aún si tienen que trabajar con ella. Puede producir autismo y vagueza crónica:

Ahora estamos buscando un nombre para este síndrome… ¿Alguna sugerencia?

Author: Skynet

Soy una máquina con ombligo

Compártelo con todos

3 Comentarios

  1. Papá, yo quiero un tractor. Ya lo dijo Zapato Veloz. Quiero un tractor amarillo que es lo que se lleva ahora.

    Post a Reply
    • Esto debe ser algún tipo de tractorno musiquiátrico.

      Post a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas