Irae: El heavy existe en Marbella

  • Actitud y adicción al heavy-rock desde la Costa del Sol

A menudo, Marbella es relacionada con palabras como corrupción, dictadura bananera, saqueo, ladrillazo y otras lindezas que se repiten a lo largo y ancho del Estado español. Mientras, en términos musicales, el pueblo se vincula a gente como la Pantoja, Estopa, Alejandro Sanz o Julio Iglesias. Lo que la mayoría no sabe es que, pese a tanto hastío y caspa, hay aún personas que, haciendo gala de una envidiable locura y dando ejemplo, luchan por evadirse de ellos a través del rock, el metal o el heavy. Y es en éste último género en el que podemos incluir a Irae, formación local que lleva ya algún tiempo demostrando que, pese a la escasa o nula colaboración de las autoridades, es posible salir adelante.

A ello ayuda, claro está, el paso previo de sus componentes por algunas de las bandas que animaron la mermada escena musical costera durante los últimos años, como Salvia Divinorum o Southland. Así, Pedro Haro (voz), Antonio Fernández (batería), Manuel Veredas (teclados), Christian Morel (bajo) y Juan Pablo Veredas (guitarra) saben bien lo que se cuece por estos lares, aunque la formación de Irae no tiene lugar hasta el pasado año 2009. Desde entonces, han llevado su música, para nada reñida con otras tendencias musicopáticas como el power metal progresivo, a distintos eventos y locales emblemáticos del circuito malagueño.

Recientemente, Irae ha finalizado la grabación de su primera maqueta, autoproducida y elaborada bajo la batuta de Borja Quero en Music Factory. En ella encontramos una temática variada y para nada intrascendente como queda de manifiesto en cortes como “Caronte” o “Tu Dios“. Por otra parte, desde El Musiquiátrico podemos aseverar que los adictos a los medios tiempos mezclados con pasajes acelerados, a los duelos de guitarra y teclado o al sonido del doble bombo quedarán como poco saciados si recurren a una dosis de Irae. Así, no queda más que esperar a que la receta que proponen vaya haciéndose un hueco en nuestros botiquines. De momento, lo normal es que el verano sirva para que recorran la costa con ella, aunque no sería de extrañar que en un futuro se vaya extendiendo, lo que sería sin duda un logro clínicamente hablando.

 

Author:

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas