Lemmy Kilmister, el motor y la cabeza del Rock | Érase un hombre pegado a una botella de Jack Daniels

Nadie ha sacudido más los cimientos de todo lo establecido que Lemmy Kilmister. Cuando The Beatles tocaban en el mítico The Cavern él ya estaba entre el público. Cuando nacieron Ramones él ya había triunfado con su primera banda Hawkwind, una banda con tintes psicodélicos (ya que experimentaba con sonidos digitales, espectáculos de luces e incluso una integrante del grupo desnuda) pero de auténtico espíritu contestatario y punk.

Cuando Metallica o Ántraxh empezaron a pensar que quizás ellos podrían formar su propia banda, Lemmy ya era una estrella con varios discos a sus espaldas y giras interminables. Y es que hablar de Lemmy es hablar del músico con mayúsculas. Nadie como él sabe representar a la perfección el espíritu con el que nacieron el punk, el rock o el heavy metal. Nunca se ha dejado guiar por ninguna moda, pero en cambio ha sido capaz de influir en gente muy distinta, lo que dice mucho de la persona que hay más allá del personaje.

Nunca ha dejado que nadie guíe su carrera, es el único superviviente de un grupo mítico como Motorhead, se le supone (ya que no le gusta alardear) que se ha acostado con más de mil mujeres, fuma y siempre está pegado a una botella de Jack Daniels, sin que ello le impida subir al escenario y fundir los tímpanos de miles de personas a sus más de 60 años. Si quieres una definición de rock and roll, lo tienes bastante claro: Lemmy Kilmister.

A pesar de que con Motorhead no ha conseguido ser el mejor grupo de la historia, si que ha conseguido tener el Record Guinnes por ser el que más fuerte toca en sus conciertos y, sobre todo, ha conseguido perdurar. Tras más de 20 discos  sigue incombustible y a pesar de que, como muchos, dice que sigue en el mundo de la música por que no sabe hacer otra cosa, lo está por que se le da bien y es capaz de enganchar a los musicópatas más duros.

Muchos dicen que es un guitarrista frustrado por que ha conseguido un sonido en su bajo que en nada se parece a ese instrumento y acompañado de una guitarra son capaces de lanzar los ritmos más atronadores. Su amor por la historia militar y los uniformes nazis (según él los más bonitos) le han dado fama de algo de lo que no puede estar más lejos, ya que como él mismo explica ha tenido 9 novias negras.

Su amistad con Daved Grohl, actuar gran estrella del rock, ha hecho que vuelva a verse más a este icono, pero lo ciertos es que lleva casi cuarenta años sin parar de crear discos, de hacer giras por todo el planeta y seguir haciéndolo como una de las personas más respetada y admirada dentro del rock. Hay otros casos de longevidad sobre los escenarios que sabemos que tristemente no acaban de la misma forma.

 

Author: Dr. B. Barbitúriko

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas