Linsey Pollak y la música Paranormal

Linsey Pollack es uno de los descubrimientos más asombrosos de cuántos hayamos hecho en el Musiquiátrico

Pocas veces nos sorprendemos hoy en día en las consultas del Musiquiátrico, ya habíamos oído hablar de algunos trastornos fitomusicopáticos e incluso otros casos de chismefilia musical, pero el caso de Linsay Pollack nos ha dejado pasmados.

Sus antecedentes son para estudiarlos detenidamente, aunque sólo haremos un breve repaso a algunos de sus delirios más severos.

Ya por 1969, tenía sus primeros brotes musicópatas allá en Australia, la isla que lo vió crecer. Su primera banda, aún en el instituto se llamó Eclectic Odium, en las que un jovencísimo Linsey ya iba dejándose notar.

Diez años más tarde, abandonó Australia, y se mudó a Londres donde estuvo trabajando como luthier, haciendo instrumentos de viento. Poco más tarde se mudó a Macedonia a estudiar Gaida, la gaita tradicional, fabricada con los estomagos de ovejas y cabras, y a partir de ahí, comenzó su gira por el mundo, de vez en cuando tocando, y de vez en cuando creando instrumentos, pero siempre aprendiendo e innovando.

Innovando y conociendo a gente tan peculiar como Romano Crivici, con el que fundó la Paranormal Music Society y junto a Blair Greenberg montaron uno de los tríos más locos que hemos visto por los pasillos del Musiquiátrico.

A partir de ese momento, su música adquirió un nuevo sentido, o mejor dicho, un nuevo sinsentido. La búsqueda incesante de nuevos sonidos y nuevos instrumentos se convirtió en su día a día, y así fue recorriendo el mundo, y dándose a conocer como un auténtico musicópata de la experimentación sonora.

Entre sus instrumentos favoritos destacan la “Gaida” de becerro y el clarinete-regadera, pero no se quedan atrás la flauta-zanahoria, el baseball-saxo, ni la gaita-condón o la gaita-balón. 

La peculiaridad de este singular artista salta a la vista, su visión de la música va un paso más allá de cuánto se haya escrito o estudiado sobre ella, y además deja un mensaje muy claro: para poder hacerlo, sólo hay que quererlo. Linsey deja claro que no es necesario gasterse miles de dólares en un instrumento para hacer buena música, sino que ésta está al alcance de todos, y para eso te deja incluso un tutorial con el que puedes aprender a fabricarte tu propio clarinete-zanahoria. Super Fácil y asequible para todos los públicos.

Pero aún hay más. Incluso si eres de los que piensas que tu no puedes hacerlo igual que él, ya que este hombre es un maestro de instrumentos de viento, y tu no tocas ni una pandereta, te dejo el siguiente vídeo que es completamente de estilo casero: un contrabajo con una gomilla del pelo. Simple y fácil. A lo mejor no es para dar un concierto, pero siempre puedes quedar bien en tu próxima reunión de musicópatas.

Como ya habréis visto, Linsey se atreve con todo lo que encuentra por su casa, pero tampoco le importa ir al parque con la bicicleta y dar un concierto como si de un One Man Band se tratara, Cycology es una composición de bicicleta acústica y percusión frenada. Así que ya sabeis, aprendices de musicópatas, id afinando los frenos que nos vamos de concierto.

Y aunque la lista de curiosidades, instrumentos, grupos, canciones, experimentos y demás asuntos de Linsey Pollak es interminable, nosotros os vamos a dejar con otro de los grandes inventos de este genio musicópata, un Clarinete Bajo fabricado en vidrio agujereado al modo árabe llamado Belladonna, que a nosotros nos ha encantado particularmente y de grata manera. Disfrútenlo.

Imagen y vídeos: www.LinseyPollak.com

Imagen de perfil de Dr. Evo Fdez.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-
-
Ir a la barra de herramientas