Los Carniceros del Norte y el Cine de Terror

Musiquiatrizados por necrocinefilia

Los Carniceros del NorteEn lo tocante exclusivamente a la instrumentalización, hubo, hay y habrá tropecientos millones de grupos como Los Carniceros del Norte: cierta pericia (ni mucha ni poca, la justa) con los instrumentos, guitarras sin filigranas, tum-pa-tum-pa para la batería-martillo y gritos más o menos discordantes. Sin embargo, si lo tuyo es el cine de terror, puede que encuentres un poderoso aliciente para acabar escuchándolos, pues lo suyo es escribir canciones sobre películas de terror de todos los tiempos. Eso sí, lo hacen de forma bastante libre, y esto tal vez desilusione, o defraude, al cinéfilo freak más sibarita.

Los integrantes de Los Carniceros son goticazos post punk de toda la vida, gentes arribadas al siglo XXI desde grupos previos, bastante célebres dentro de la música obscura ibérica: La Casa Usher, Paralíticos y Naughty Zombies. Se presentaron en sociedad en 2005, con su Lp “13 cuchilladas”, en el que -en tres minutitos por corte como mucho- musicalizaban films como “La invasión de los ultracuerpos”, “El gabinete del Doctor Caligari”, “El Resplandor”, “Nosferatu”, “Freaks” o “La noche de los muertos vivientes“.

Tres largos años tardaría en llegar “2º acto”, en el que Los Carniceros vuelven por sus fueros: punk rock más o menos melódico y más clásicos del terror universal. En este caso, les toca a “La momia”, “El exorcista”, “Holocausto Canibal” o “Psicosis”.

En 2009 lanzaron “Poe is dead”, un EP de cuatro temitas en el que dieron un repaso a algunas de las diferentes versiones que Roger Corman (detrás de las cámaras) y Vincent Price (delante) hicieron de cuatro composiciones del maestro Edgar Allan Poe: el poema “El Cuervo” y los relatos “El gato negro”, “El Pozo y el Péndulo” y “La Máscara de la Muerte Roja”.

En un evidente homenaje a la película homónima del director chileno Alejandro Jodorowsky, los Carniceros editaron en 2011 el Lp “Santa Sangre”, en el que se nota más asentada a la banda y en el que ahondan tanto en medios tiempos a lo dark wave como en cadencias propias del psychobilly. El disco es un repaso al fantaterror ibérico de gente como Paul Naschy (“La Noche de Walpurgis”, por ejemplo) y al cine italiano profuso en sangre technicolor de Darío Argento y compañía (“Rojo Profundo” o “Las tres caras del miedo“).

 

Imagen de perfil de Dr. Jabato

Author: Dr. Jabato

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-
-
Ir a la barra de herramientas