Prong, partiendo cuellos como actividad no lucrativa

Ignorados por la industria musical, tienen su sitio en las paredes de El Musiquiátrico

Es sabido por todos que el éxito y el fracaso en la industria musical no depende totalmente de la calidad que atesore un grupo en cuestión , aunque también existe basura infecta y hedionda que tratan de maquillar como un producto valido, original, de irrefutable cordura y equilibrio mental.

Los grandes magnates de los tocadiscos del nuevo milenio son los que mandan y si tu propuesta no casa con su grado de perturbación, olvídate de volver a Kansas. Trankimazin, vaso de agua y prosigamos.

Los metaleros Prong, oriundos de Nueva York, son el combo que esta vez nos ocupa. Como tantísimas veces ha ocurrido y ocurrirá, una banda pionera en un estilo de música, innovadora y de culto, sirve como sujeto de estudio para jóvenes que formarían sus propios grupos a posteriori y con un mayor reconocimiento, tanto a nivel de prensa como comercial.

Prong se formó en el año 86 como un combo de violento y rabioso hardcore punk. Desde sus inicios, seria acertado clasificarlos como una bestia mutante, una amalgama de matices sonoros y riffs demenciales, retoños de su cantante/guitarrista y único miembro permanente, Tommy Victor. Victor es Prong y Prong es la piedra angular de varias de las vertientes de éxito que se dieron a conocer en los 90, de las cuales multitud de grupos acabaron atiborrándose con las mieles que granjearon las mismas.

Trepanaciones aparte, no ahondaremos mas en el cortex prefrontal, pero si que sería conveniente un repaso mas concreto a su historial.

Como etapas de evolución, pasaron del hardcore punk de sus inicios a un metal distinto al que se estilaba por la época, alternativo si se quiere, siendo el Groove metal el siguiente síntoma visible con ‘Prove You Wrong’, su tercer disco. Los samplers y loops no tardaron en llegar y crearon una comunión perfecta entre los riffs disonantes , cuadrangulares y un tanto atípicos con la neófita base electrónica. Una mala gestión y la poca promoción por parte de su discográfica, hizo que el grupo se fuera a pique en el año 96 con uno de sus mejores discos, el mas experimental (aun si cabe) ‘Rude Awakening’. Volvieron en 2002 con ‘Scorpio Rising’, un paso (in)congruente en su ascenso a las cumbres de la demencia. Su último disco, ‘Carved in Stone’, está recién horneado y humeante en las tiendas.

Prong es un grupo en exceso desconocido para la gran masa, aun habiendo sido citado por grandes de la industria y zumbados de pura cepa de aquí y allá, es en estos últimos años cuando están adquiriendo algo de notoriedad. Os invitó a que deliréis agusto con ellos, quitando que puede no ser del agrado de todos, si obviáis la peculiaridad de la voz del cantante y no le hacéis ascos a la agresión sonora que la respalda, quizás os hagáis con una cómoda camisa blanca de mangas largas y paséis un agradable día en una habitación confortable como pocas. Chasquead los dedos, perded la cabeza.

Author: Dr. Callejón

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas