Sesión de Electroshock | Terapia musiquiátrica electroconvulsiva con Aphex Twin

El profesor irlandés Peter McAllister estudió durante años las severas patologías que se produce en los sujetos afectados por una musicopatía aguda. Las conclusiones de su investigación arrojaron bastante luz sobre los efectos de la ingeniería electrónica en los musicópatas.

McAllister llevo a cabo un experimento usando un reactivo electroacústico: Aphex Twin.

El profesor realizó un muestreo de las ondas de cientos de sonidos, y advirtió que la polaridad hertziana de las composiciones de Aphex Twin desencadenan una serie de reacciones en los musicópatas, tales como ansiedad, estress, cardiopatías varias, dificultades para respirar e incluso apnea. Viendo estos síntomas, McAllister decidió utilizar una terapia de choque, y suministró a los musicópatas tres días consecutivos de Aphex Twin.

El profesor irlandés pretendía demostrar con este experimento que mediante impulsos electromagnéticos, producidos por las ondas del “Come to Daddy” en una frecuencia acertada, podía aliviar a los musicópatas de su impulso incontrolable de seguir fagocitando todas las posibilidades musicales que cayeran en su poder.

Sin embargo, con lo que no contaba McAllister era con la capacidad lúdica de los musicópatas, que bailaron sin descansar durante los tres días que duró el experimento. Cuando los doctores decidieron cortar la música, todos los musicópatas empezaron juntos a corear cada vez más fuerte: “Otra, Otra”.

Así que, como podemos comprobar, Peter McAllister se equivocaba, pues los musicópatas sólo pueden ser curados tras una larga estancia en el Musiquiátrico. ¡Salud!

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas