Szomorú Vasárnap | La canción de Suicidio Húngara

La leyenda urbana dice que la canción Szomorú Vasárnap
(Domingo Sombrío), induce a los que la escuchan al suicidio.
POR FAVOR; NO LA OIGAS!

gloomy sundayEste es uno de esos momentos extraños en la vida de un doctor musicópata, ya que ha llegado a mis manos un extraño vinilo de pizarra con una inscripción en la que pone: “Por aviso expreso del autor se recomienda no reproducir jamás esta obra”, su autor es Rezső Seress y su título Szomorú Vasárnap.

La intriga me corroe, pero, antes de oírlo, prefiero buscar más información.

¿Qué puede hacer que alguien componga una obra que no quiere que se oiga? 

Szomorú Vasárnap (Gloomy Sunday – Domingo Sombrío) es también conocida como la canción húngara del suicidio. Su autor, Rezső Seress, la compuso con el nombre ” Vége a világnak” (El fin del mundo) en 1933, en el periodo de entreguerras antecediendo, en cierto modo, el funesto futuro que estaba por llegar. La leyenda negra de esta composición dice de ella que una larga lista de personas, entre las que se incluye el propio autor y su esposa, se suicidaron tras escucharla. 

Esto llevó a que esta canción fuera censurada en multitud de radios de todo el mundo (entre otras la BBC) durante décadas.

En este momento, mi única misión como reputado doctor musicópata ha pasado a ser escuchar esta canción e intentar trasladaros su mensaje.

Busco un poco de veneno, cianuro es mi elección, me recuesto sobre el diván y pulso el botón que hace andar mi vieja gramola.

El ritmo cadencioso, esos matices oscuros, lúgubres, incluso siniestros, la voz rota, llorosa, ese piano estridente…

Sólo un sorbo.

Por favor, no la escuchen.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas