Alfredo Rodríguez | Dibujos Musicópatas
Nov23

Alfredo Rodríguez | Dibujos Musicópatas

El Musiquiátrico en su incansable labor de búsqueda de nuevos artistas musicópatas ha dado con un gran hallazgo pictórico, su nombre Alfredo Rodríguez, y su especialidad el dibujo realista a lápiz. Como ya es sabido por todos los habituales del Musiquiátrico, en nuestras instalaciones no sólo nos dedicamos a la investigación musical extrema, sino que pretendemos acercarnos a todas las artes que de uno u otro modo estén relacionadas con la música. Nuestro último descubrimiento nos ha dejado en estado de shock y rápidamente ha entrado a formar parte de la pinacotéca musicópata. Alfredo con su juego de carboncillos le ataca a todo. Este retrato triple de Lemmy Kilmister de Motorhead, en el que parece que esa enorme verruga puede cobrar vida en cualquier momento, fue una de las primeras obras que conocimos de este artista andaluz  y que nos dejó boquiabiertos por su sorprendente realismo. Una auténtica obra de arte, digna de admirar por todos los fans de Motorhead. No obstante, Alfredo no sólo dibuja músicos, sino que se atreve con cualquier encargo que se le haga, ya sea personal o de algún personaje famoso, como el de Clint Eastwood que podéis ver en su página de facebook junto a otros muchos retratos. Aunque como sabéis, lo que nos interesa a los doctores del Musiquiátrico es el tema sonoro, y en eso nos vamos a centrar hoy. Como buen musicópata, Alfredo no hace distinciones entre estilos y lo mismo le da pintar la verruga de Lemmy que los flequillos de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr en sus años mozos: The Beatles. Ya les gustaría a los de Liverpool volver a verse como los ha reflejado Alfredo en este dibujo, todos vivos, con pelo y cuarenta años menos. Otro clásico que ha pasado por las manos de Alfredo y al que tampoce le queda demasiado pelo ha sido Ronald James Padavona, también conocido como  Ronnie James Dio, vocalista entre otros de Black Sabbath, Heaven & Hell o Dio. Ronnie es una vieja gloria del Heavy Metal, pero como dice el refranero, los viejos rockeros nunca mueren, aunque pierden el pelo a marchas forzadas. Y por muy favorecido que salga en los dibujos, esa pista de aterrizaje que Ronnie tiene por frente no pasa desapercibida ni pintada a carboncillo. Pero como os decíamos, Alfredo no sólo se nutre de artistas internacionales, sino que también ha pasado a lápiz a músicos del país. Uno de los que ha tenido la fortuna de pasar por sus manos ha sido Juantxo Guerrero, batería de A Media Tea, proyecto paralelo del grupo A Pelo y Tu, grupo de rock granadino...

Leer más
Shankar-Jones | Familias Musiquiátricas
Feb19

Shankar-Jones | Familias Musiquiátricas

Hay familias que simplemente llevan la música en las venas, musicopatías hereditarias por las que abuelos, padres e hijos se convierten en estrellas en distintas épocas e incluso en distintos lugares. Así pasó con la familia Kuti de Nigeria, los Jackson en Estados Unidos o con la familia de la que hoy vamos a hablar: Shankar-Jones. A muchos de nuestros musicópatas les sonará el nombre del bengalí Ravi Shankar, como uno de los más reconocidos y laureados músicos de sitar de todos los tiempos, aún en activo a sus 91 años, o por ser profesor de sitar de George Harrison, o por su actuación estelar en Woodstock o en Monterrey en 1969. Del mismo modo, sólo por el apellido y por su virtusismo con el sitar, todo el que conozca a Anoushka Shankar habrá imaginado que es hija de su padre. Sin embargo, mi sorpresa fue mayúscula,  al conocer que Ravi Shankar tiene otra hija, de voz prodigiosa y unas maravillosas manos, que se ha criado en el otro extremo del mundo, y que no toca el sitar, pero sí el piano: Geethali Norah Jones Shankar. Norah Jones, hija de Ravi Shankar y de la productora de conciertos Sue Jones nació en Nueva York en 1979, cuando Ravi contaba con 59 años y es la hija primogénita del músico bengalí. Un par de años más tarde, nació en Londres Anoushka Shankar, fruto de la relación entre Ravi y Sukanya Rajan, una empleada de banco. Anoushka vivió su infancia entre Londres y Delhi, y más tarde la familia Shankar se mudó a California, donde Anoushka emprendió su carrera musical. Dos hijas que se han criado con un océano que las separa, y ambas se han convertido por méritos propios en estrellas de la música en distintos campos, una en el Jazz y la otra en la música popular India. A Norah Jones se le ha criticado mucho por haber fusionado el Jazz con el Pop, por hacerlo un música más comercial, que llegue a todos los públicos. Ella es la abanderada del sello Blue Note Records, y de su nuevo Jazz. Aunque sería arriesgado decir que lo que hace Jones es puramente Jazz, si podríamos asegurar que hace Pop con un aire Jazz-Soul, y si nos olvidamos de las connotaciones negativas que podría conllevar la fusión de estos términos, podríamos juzgarla al menos como una música bastante entretenida, aunque sin demasiada complejidad. Por su parte, Anoushka Shankar ha seguido los pasos de su padre, que la instruyó desde bien pequeña en el arte del sitar. Para Ravi, tocar el sitar no es como tocar cualquier otro instrumento, supone una filosofía...

Leer más

El Musiquiátrico os desea un "Feliz Día Más"

Desde el Musiquiátrico os deseamos a todos nuestros queridos musicópatas unas felices, sabrosas y divertidas fiestas para estas navidades, y esperamos que ni el espíritu consumista ni los villancicos casposos se apoderen de vuestra mente, y que todos podáis disfrutar de lo que verdaderamente importa, en Navidad, y en cada día del resto de vuestras vidas. La felicidad no es un estado, ni un derecho, ni un deber, ni algo que se pueda mantener. La felicidad son momentos, sensaciones fugaces que nos abordan y que desaparecen en el momento que queremos apoderarnos de ellas. No se busca, se encuentra. No se haya, surge. No se compra, no se paga a letras, no se la lleva el banco. Es la vida, tu gente y todo lo que te rodea el ansiado contenedor de tus ilusiones y tu felicidad. Y afortunados todos los musicópatas, que también lo es la música. El hábito no hace al monje, y la Navidad no es la portadora de la felicidad, sino una fecha que nos incita a estar con nuestra familia, con viejos amigos, y a sacarle el lado positivo a todo, valorar lo que tenemos y encontrar momentos de plenitud en los que realmente estamos vivos. Por lo tanto, para el 2012 os deseamos a todos unas largas navidades de 366 días. Dosis para desviaciones musiquiátricas navideñas: Louis Amstrong – What a Wonderful World Playing For Change – Stand By Me Chinoy – Vamos los dos MCD – Entre borrachos Arte Infame – Sólo se vive una vez Alice Cooper – Santa Claus is coming to town Joe Satriani – Heavy Metal Chrismas George Harrison – Here comes the...

Leer más
Ir a la barra de herramientas