Jeremy Ellis y el Maschine Mikro | Innovación Musiquiátrica

Jeremy EllisAtención: Aquellos musicópatas amantes de las válvulas y el sonido analógico pueden ver sus principios alterados con la siguiente receta. No apta para casos de musicopatías espongiformes severas ni para oídos inadaptados a la era digital.

La consecución de la música sin instrumentos ya es posible, el invento del sampler moderno pone orquestas filarmónicas completas en manos de un director sin salir del estudio ni soportar a los músicos. Y por supuesto, afinadas en todo momento.

La música ha ido cambiando desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, el desarrollo tecnológico, y del ser humano en sí mismo, se ha disparado en los últimos tiempos. Millones de años pasaron desde que  los cavernícolas inventaran los primeros y rudimentarios instrumentos de percusión hasta la creación de la cítara en el 3000 a.c. Miles de años hicieron falta para evolucionar hasta el clavicordio, y cientos para perfeccionar un piano de cola. Sin embargo, vivimos en unos tiempos tan demenciales que los instrumentos que se diseñan hoy estarán obsoletos en cuestión de años, o meses.

Así, en esta marabunta de inventos tecnológicos, surgen a diario nuevos genios que exprimen y experimentan con sus instrumentos al máximo. El piano barroco de Mozart se convierte hoy en una caja de ritmos “Maschine Mikro”, y nuestro Mozart del siglo XXI se llama Jeremy Ellis.

 

 

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas