Documental 'Black Music: de las Cadenas de Hierro a las Cadenas de Oro'

Los mas rigurosos musicópatas están de suerte esta semana, pues desde el Musiquiátrico les hemos recetado una buena dosis de historia musical en estado puro.

Para aquellos que nunca se contentan con un poco, y quieren saberlo todo sobre los orígenes de la música actual, no pueden perderse este documental, que nos hace un recorrido por la historia de la música negra desde los espirituales negros durante la época de la esclavitud a finales del s. XIX. Estos intensos y simples ritmos a golpe de martillo, se van transformando hasta el blues o el jazz, el Rhythm & Blues o el rock, al mismo tiempo que la sociedad americana evoluciona y se adapta a convivir en igualdad. La segunda parte del documental relata cómo esa música, nacida de los esclavos africanos que llegaron a tierras americanas, ha seguido evolucionando hasta el Funk, el Rap, el R&B y el Pop de nuestros días.

Los espirituales negros, el germen del posterior gospel, son las primeras grabaciones que se conservan de la música negra americana. Y son a su vez el campo de siembra de toda la música que irá germinando poco a poco, pero sin descanso, desde las áridas tierras de Nueva Orleans hasta el mismísimo asfalto de la Gran Manzana. Desde ese momento, la música sirvió como instrumento de lucha y de unión del pueblo negro, mientras que conmovía al público blanco sin que éstos llegaran a comprender realmente el mensaje oculto de estas canciones.

Estos eran momentos de segregación racial en Estados Unidos, los linchamientos y las hogueras estaban a la orden del día, y voces como la de Billie Holiday en Strange Fruits (1939), suponían los mayores lemas que había escuchado la humanidad contra el racismo.

Black Music – De las cadenas de Hierro a las cadenas de Oro. Parte 1: 1889 – 1970.

Pero los tiempos cambian, y la música con él, y el jazz ligero, que apasionaba a los blancos, y el blues arrabalero que entusiasmaba a los negros, dieron paso a otros ritmos más pegadizos y bailables de la mano de personalidades como Little Richards, y más tarde, Elvis, que pusieron de moda el rock.

Así fue pasando el tiempo, entre levantamientos y linchamientos, y se fue gestando poco a poco un movimiento que nació pacífico y que se fue volviendo cada vez más violento, incontrolable y reivindicativo, al igual que la música. James Brown lo expresó así en la iglesia del Funk y del Soul: SoulTrain, “Say it loud, I’m Black and I’m Proud” (Dilo alto, Soy Negro y estoy Orgulloso)

 

En la próxima edición de ‘Cine Dominguero’ continuaremos con la 2ª Parte del documental ‘Black Music: De las cadenas de Hierro a las cadenas de Oro’. Mientras tanto, ¿qué piensas sobre la importancia de la música en la lucha contra el racismo y la esclavitud?

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas