Whoa, Black Betty, bam-ba-lam

Black Betty a través del tiempo

De la leyenda…

(Leadbelly)

…a los Grandes Éxitos de los 70

(Ram Jam)

De las barbas de acero…

(ZZ-Top)

…al calor del asfalto

(Spiderbait)

Presos afroamericanosMuchas fuentes atribuyen esta penetrante canción a Leadbelly, pero existen versiones anteriores y sus orígenes se remontan no solo al trabajo de los esclavos y presos afroamericanos del siglo XX, si no mucho antes, hasta el siglo XVIII. Aún se debate por el significado de la letra de Black Betty, aunque si miramos atrás en la historia encontramos varias referencias:

Un fusil de chispa. Según esta teoría, “Black Betty” tiene su origen en una marcha militar, en la que al ritmo del desfile se cantaba sobre unos mosquetes negros de pedernal, que disparaban su “bam-ba-lam”, y a los que se hallaban abrazados en el campo de batalla.

 

Paddywagon_1909El carro de la penitenciaría. “Black Betty” ha sido el nombre coloquial que los presos han dado al carro de transferencia penitenciaria hasta los años 60, los llamados “Black Mary, “por lo que es probable que la canción haga referencia a estos vehículos. También se puede atribuir a los látigos que los presos recibían en sus carnes tan a menudo, el “bam-ba-lam”, y que los propios cocheros llevaban en su cintura.

 

Una botella de whisky. Benjamin Franklin publicó, en 1736, 228 frases de borrachos en el “Diccionario del Bebedor” (Boletín de Pensilvania), entre las que se encontrabaHe’s kiss’d black Betty”. Muchas fuentes coinciden en que “Black Betty” se refiere a una botella de whisky, y que se utilizaba especialmente en la zona fronteriza entre Inglaterra y Escocia, exportándose después a América. Aunque también se relaciona con una camarera londinesa del “Tom King Coffee House”, inaugurado en 1720, o a una especie de concurso que hacía el novio en su boda, todo relacionado con el Whiskey.

La primera versión de “Black Betty” fue grabada por James “Iron Head” Baker en 1933. Un año después, en una entrevista con John Lomax, se vuelve a mencionar que es el apodo de ese látigo que llevaban los conductores de los carros de presidiarios, cosa que comparten otras fuentes, como el libro de Steven Cornelius sobre la “Música en la época de la Guerra Civil” (Estados Unidos), que afirma que los presos cantaron “Black Betty” al final de la guerra, refiriéndose a los látigos de los conductores.

(James “Iron Head” Backer)

Fuentes: WikipediaBlackEducator – ReImagine

Imagen de perfil de Dr. Galsía

Author: Dr. Galsía

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-
-
Ir a la barra de herramientas