Zombies in Miami por el mundo

En 2012 un joven haitiano atacó canibalísticamente hablando a un indigente, devorándole el ojo izquierdo, parte de la nariz y 3/4 de la piel de la cara. Parece ser que el atacante era un chico, digamos normal, con su novia y sus cosas normativas, que leía la Biblia y estas cosas, hasta que empezó a pegar bocados sin ton ni son. El asunto que nos acompaña, no obstante, no versa sobre dicho joven haitiano afincado en Miami.

Zombies in MiamiNo obstante, nuestros Zombies in Miami llamados Jenoise y Canibal no proceden de Miami, sino de Aguascalientes, México, y han jugado a la tentativa de infectar con su oscuro sonido mostrándose en lares diversos de Europa, Asia, EEUU y México. Por más suerte que desgracia, su gira se cruzó con el itinerario de la que escribe en la ciudad condal, permitiendo pasar por la consulta del Musiquiátrico un somero aperitivo de su música. Difícil de catalogar por el caleidoscopio sonoro que supone, electrónicamente hablando, algo que llaman “música salvaje para bailarinas zombie”; techno psicodélico, con una pizca darks y algo de italo disco, mézclalo y ahí lo tienes.

La escena electrónica de México lleva un tiempo dando guerra con excelente chusma tipo Rebolledo y Daniel Maloso; nuestra citada pareja de zombies siguió a la perfección la senda que otros compatriotas habían emprendido. Por su parte, cumplen el requisito indispensable de derrochar energía en los directos, aunque el pasado 4 de julio en la Sala Moog de no se dejaron ver sus habituales avituallamientos de máscaras mexicanas de la muerte. Su curiosidad etnológica es que son los segundos zombies ágiles y dinámicos de la historia de la canción protesta, los primeros serían los de “Thriller”; el resto de especímenes actúan de un modo más bien lento y torpe, síntoma de su cerebro carcomido.

Chico y chica con un look glam hipster listo para deslumbrar en las mejores fiestas electro de neón. No era el Sonar, en el cual también actuaron, era la Sala Moog y al principio sólo estábamos presentes varias decenas escasas de personas motivadas, pero la cosa se fue animando hasta que el local rebosaba. Llegamos y toda la sala era para nosotras, no nos lo podíamos creer, impregnada de sus ruidos darks-disco con regusto añejo de primera calidad.

Author: Dra. Laura Trans

La Dra. Trans (Carcelona, 1986) cursó Parapsicología arqueológica en la Universidad de Yale, estudios que completaría con su tesis doctoral titulada Corrientes autodestructivas en el margen izquierdo del río Nervión. Expande sus pensamientos infectos de musicofrenia en su página poetisadifusa.blogspot.com y contribuye a la diseminación antilucrativa de la literatura underground con el proyecto Ediciones Caín'84.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas