¡Demonízate! Entrevista a Deabrutu | El Hombre Baqueta en el Musiquiátrico

Seguro que muchos de vosotros, musicópatas sin tratamiento ni solución, manejáis un instrumento y os quejáis amargamente de la dificultad de encontrar otros maníacos afines para formar un grupo. Pues Iñaki Urizar, más conocido en los escenarios como Deabrutu, nos da una lección sobre cómo superar la frustración que asola al artista solitario y cómo se puede contagiar a los demás esa locura corrosiva que llevamos dentro. Él expande su locura desde el País Vasco y hoy, en El Musiquiátrico, os contará su historia y sus impresiones acerca de la música. Por lo pronto, nos saluda desde su celda acolchada:

Su instrumento es una batería Pearl Export Select y sólo le acompañan en sus actuaciones las ganas de compartir música y un ritmo muy bien modulado, con la intención de transmitir todos los matices posibles a los tímpanos vibrantes de su público. Deabrutu llama a sus manifestaciones musicopáticas ‘sesiones de batería extrema’. Y tanto que se le pueden calificar así, pues enclaustrarlas en un estilo diferenciado se hace harto difícil.

En diciembre del 2010 comienza su carrera como batería solista después de fracasar en un par de intentos por formar grupos. “Deabrutu surgió de algún modo por no haber encontrado músicos para el estilo que prefiero, o preferíamos, siempre había algo que no encajaba y en más de una ocasión era el estilo a tocar”. Así, con el nombre de Deabrutu, quiere plasmar su estilo personal. “Significa ‘demonízate’. Surgió después de pensar y pensar, quería algo relacionado con los demonios… y la personalidad de la música rápida, agresiva”. Con nueve años dando baquetazos a diestro y siniestro, primero con intentos de grupos como SAKRE y después ensayando y perfeccionando su técnica, Deabrutu ha conseguido un sonido depurado, propio, que se resiste a encasillarse. “Tocar en grupos ya me es una atadura, en más de una ocasión he conseguido tocar más de tres cuartos de hora casi sin cometer ningún error, pero la principal razón para esto es que uno hace lo que quiere, lo que se le ocurre, sólo tres segundos antes de tocarlo y si lo consigue meter bien en el tiempo es una maravilla y eso satisface mucho”. Con influencias del death metal, como Igor Cavalera (Sepultura) o Pete Sandoval (Morbid Angel) podemos hacernos una idea de lo que pretende Deabrutu en sus sesiones extremas, aunque cree que el público aún no está acostumbrado a largos solos de batería. “Al público le desconcierta yo creo, no es nada habitual ver a alguien tocar sin acompañamiento musical, o caja de ritmos, etc…pero le es agradable escucharlo”. Aunque cree que hoy en día aún puede resultar rentable grabar un disco, sobre este tema parece que lo tiene claro, ríe y responde… “Si algún día lanzo algo, serán vídeos a la red, baquetas a la gente y las sesiones a la multitud”.

Author: Dra. Ana Palo

Observar, captar, interpretar y difundir. Estas son mis actividades favoritas. Licenciada en Periodismo y fotógrafa por intuición, trato de combinar trabajo y hobby en uno solo, porque todo lo que hago ha de constituir ambas cosas. En la música encuentro la calma y la furia, la expresión más pura de sentimientos, por eso me apasiona y ella, la música, me aporta grandes momentos para captar todo lo que provoca en nosotros, los pequeños humanos...

Compártelo con todos

1 comentario

  1. eyyy musikiatriko, vaya fichajeeee !!!! este deberia estar dentro hace mutxo tiempo…vaya makina, me gusta !!!!!! SALUD y SUERTE TIO !!!!

    Post a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas