Eliseo Lloreda: Entrevistas desde mi isla

Entrevista a Eliseo Lloreda durante las Master Classes de Mousiké 2012 (La Laguna – Tenerife)

Nacido en las Islas Canarias, Eliseo Lloreda lleva toda una vida dedicada a la música. Dice que su primer ídolo fue Carlos Santana cuando aún era un niño, pero que el tiempo y los amigos lo fueron acercando al Jazz de Coltraine o Metheny.
En sus palabras se solapan los términos música y libertad: libertad para hacer música a su manera, y música con la que sentirse libre mientras toca.

Eliseo Lloreda

ENTREVISTA A ELISEO LLOREDA

  • Empezaste a tocar la guitarra con quince años, ¿qué te hizo pensar que querías ser músico?

Tengo una foto con 5 años, con una guitarra de plástico al revés, como si fuera un zurdo, y cuando la miro, parece como si estuviera interpretando algo, imagínate como sonaría. Después hubo un lapso, cuando se me rompió la guitarra. Hasta que un día, de repente, escuché a Santana y dije, yo quiero tocar esta historia. Recuerdo que tenía broncas con mi padre por que gastaba las cintas, aunque al final siempre me compraba más. Gracias Papi.
A partir de ahí no me tuve que plantear nada, fue saliendo.

  • Podríamos decir que llevas más de media tocando la guitarra, ¿con qué recuerdo te quedarías?

¿Tiene que ser uno? Cuando me di cuenta de que podía ser un poco más libre.
Lo que más me costó fue colgarme la guitarra. Ese fue el momento, el día que me colgué la guitarra y parecía que empezaba a ser natural y ya podía tocar cosas.
Quizás fue la frase del viejo “bigotón”, Jim Hall, que dijo, “Quítate de delante, y deja que fluya lo que viene detrás” Acéptalo y ya es tuyo.

  • Hemos leído que en tus inicios comenzaste tocando rock influenciado por Carlos Santana, ¿qué te hizo acercarte al jazz?

La verdad que la culpa de esto la tiene Morgan (Hernández) el saxofonista. De pive me llevaba los discos a todos lados, por que no tenía tocadiscos. Y me iba a casa de Morgan a ponerlos. Él me decía quita eso, escucha esto. Y me ponía Coltraine, Parker, Net Coleman. Bueno, yo seguía escuchando a Santana por lo que transmitía, más que por lo que tocaba. Y ya directamente dije, esto es lo que quiero hacer, vi una libertad del carajo, y me pareció que lo podía hacer. Ahí estuvo el error.
Pero intentando hacer eso, aprendí otras cosas. (Risas)

  • ¿En estos momentos qué estilo de música te atrae más para tocar?

Yo creo que músicas hay dos, la mala y la buena. Pero no por que sea mala, sino la que tocas mal y la que tocas bien. Yo me quedo con la que toco bien, con la que yo puedo desarrollar algo.

  • En tu opinión, ¿cuáles dirías que son los mejores músicos que has escuchado?. Es decir, ¿qué es lo que más te ha influenciado en tu carrera musical?

El mexicano este, Santana, fue el primero, y después di un salto por culpa de Morgan. Me salté un montón de cosas y empecé a escuchar guitarristas que no entendía nada, pero me encantaban. A mí siempre me ha interesado más la armonía que otras cosas. Entonces empecé a escuchar a Abercrombei, un tipo que me volvió loco. Entonces apareció Jim Hall, y ya me reventó la cabeza, después descubrí más gente interesante, Joe Beck que tocó con Sinatra muchos años y armónicamente es maravilloso. Es como un pianista. Por supuesto antes, Pat Metheny, que ya llegó un momento que dije que ya no lo escuchaba más, pero Jim Hall fue el nota que me mató.

  • Uno de tus últimos trabajos “What We Are” con Anna Rodríguez, es una delicada colección de retratos de la historia del jazz y la bossa nova con algún guiño al rock. ¿Qué os hizo elegir esas canciones y no otras?

Yo creo que es lo que mejor podemos interpretar, me pareció lo más natural. Si toco el “Every Breath You Take” me lo paso bien, y si toco el “Billie Jean” y puedo hacer el bajo y la armonía al mismo tiempo disfruto un montón. Mi hermana escuchaba Palito Ortega, pues si me sale una frase del nota, la tengo que aceptar. Si lo haces con naturalidad, me da lo mismo, antes tenía un montón de prejuicios, y eso es lo que me ha frenado un montón en trabajar en cosas que no eran naturales para mí. Si me hubiese dado cuenta de esto hace 30 años, me encantaría haberlo aprendido. Yo toco lo que siento en ese momento, es lo que más me hace disfrutar, y encontrarme a mí. Llevo 35 años buscando a un nota que llevo dentro.
Por eso las canciones de este disco.

Audio: Entrevista a Eliseo Lloreda

te hizo pensar que querías ser músico?
Tengo una foto con 5 años, con una guitarra de plástico al revés, como si fuera un zurdo, y cuando la miro, parece como si estuviera interpretando algo, imagínate como sonaría. Después hubo un lapso, cuando se me rompió la guitarra. Hasta que un día, de repente, escuché a Santana y dije, yo quiero tocar esta historia. Recuerdo que tenía broncas con mi padre por que gastaba las cintas, aunque al final siempre me compraba más. Gracias Papi.
A partir de ahí no me tuve que plantear nada, fue saliendo.Podríamos decir que llevas más de media tocando la guitarra, ¿con qué recuerdo te quedarías?
¿Tiene que ser uno?. Cuando me di cuenta de que podía ser un poco más libre.
Lo que más me costó fue colgarme la guitarra. Ese fue el momento, el día que me colgué la guitarra y parecía que empezaba a ser natural y ya podía tocar cosas.
Quizás fue la frase del viejo “bigotón”, Jim Hall, que dijo, “Quítate de delante, y deja que fluya lo que viene detrás” Acéptalo y ya es tuyo.Hemos leído que en tus inicios comenzaste tocando rock influenciado por Carlos Santana, ¿qué te hizo acercarte al jazz?
La verdad que la culpa de esto la tiene Morgan el saxofonista. De pive me llevaba los discos a todos lados, por que no tenía tocadiscos. Y me iba a casa de Morgan a ponerlos. Él me decía quita eso, escucha esto. Y me ponía Coltraine, Parker, Media Free, Net Coleman. Bueno, yo seguía escuchando a Santana por lo que transmitía, más que por lo que tocaba. Y ya directamente dije, esto es lo que quiero hacer, vi una libertad del carajo, y me pareció que lo podía hacer. Ahí estuvo el error.
Pero intentando hacer eso, aprendí otras cosas. (Risas)¿En estos momentos qué estilo de música te atrae más para tocar?
Yo creo que músicas hay dos, la mala y la buena. Pero no por que sea mala, sino la que tocas mal y la que tocas bien. Yo me quedo con la que toco bien, con la que yo puedo desarrollar algo.En tu opinión, ¿cuáles dirías que son los mejores músicos que has escuchado?. Es decir, ¿qué es lo que más te ha influenciado en tu carrera musical?
El mexicano este cabrón, Santana, fue el primero, y después di un salto por culpa de Morgan. Me salté un montón de cosas y empecé a escuchar guitarristas que no entendía nada, pero me encantaban. A mí siempre me ha interesado más la armonía que otras cosas. Entonces empecé a escuchar a Abercrombei, un tipo que me volvió loco. Entonces apareció Jim Hall, y ya me reventó la cabeza, después descubrí más gente interesante, Joe Beck que tocó con Sinatra muchos años y armónicamente es maravilloso. Es como un pianista. Por supuesto antes, Pat Metheny, que ya llegó un momento que dije que ya no lo escuchaba más, pero Jim Hall fue el nota que me mató.Uno de tus últimos trabajos “What We Are” con Anna Rodríguez, es una delicada colección de retratos de la historia del jazz y la bossa nova con algún guiño al rock. ¿Qué os hizo elegir esas canciones y no otras?
Yo creo que es lo que mejor podemos interpretar, me pareció lo más natural. Si toco el Every Breath you take me lo paso bien, y si toco el Billie Jean y puedo hacer el bajo y la armonía al mismo tiempo disfruto un montón. Mi hermana escuchaba Palito Ortega, pues si me sale una frase del nota, la tengo que aceptar. Si lo haces con naturalidad, me da lo mismo, antes tenía un montón de prejuicios, y eso es lo que me ha frenado un montón en trabajar en cosas que no eran naturales para mí. Si me hubiese dado cuenta de esto hace 30 años, me encantaría tenerla. Yo toco lo que siento en ese momento, es lo que más me hace disfrutar, y encontrarme a mí. Llevo 35 años buscando a un nota que llevo dentro.
Por eso las canciones de este disco.Y eso fue todo en esta entrevista desde la isla, gracias a los chicos de Klallam Digital por hacerlo posible y a Eliseo Lloreda por su buen humor. Un saludo del Dr. Evo Fdez desde el Musiquiátrico
www.musiquiatrico.com

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas