Blam de Lam, los cinco trovadores cósmicos del pop rock experimental

  • Experimentos de Noise Pop con reminiscencias planetarias

Blam de LamProcedente de Martos, provincia de Jaén, este quinteto de Pop Rock experimental  y cercano al paroxismo, que con tan solo dos EP´s por los callejones del indie, nos bloquean neuronalmente y nos impiden, con una constante evolución, un psicoanálisis efectivo para su correcto diagnóstico.

Mutaciones musicopáticas sobre la base del Power Pop y el Noise Rock más independiente. Blam de Lam es una conjura de ruido sideral que comenzó a hacer efecto a finales del año 2009 y que desde entonces no han dejado de envolver las sinergias de todos los que los han visto en directo, de sonidos atmosféricos, oscuros y galácticos, repletos de bohemia revolucionaria.

Su primer EP se grabó en 2010 en los estudios “La Mina” de Sevilla, con el productor Raúl Pérez (Pony Bravo, Maika Makovski, Montevideo,…) a los mandos de la nave; incluyendo temazos de puro empirismo pop como: “Trovador cósmico”, “Noche trasnoche”, “Cuerpoespín”, “Cabeza explosiva” y “El maya triste”. Desde que se iniciaron en esto de las pócimas musicopáticas espaciales,  han sido: finalistas del circuito joven pop-rock de Andalucía 2011 (dentro del Monkey Week en el Puerto de Santa María), los compositores de la música de la obra de teatro de Antonio Hernández “El día que nació Isaac”, segundo premio en el festival Ojeando de Málaga, semifinalistas del proyecto Demo 2011 y Contempopránea del mismo año, finalistas del Melgarejopop 2011 (año talismán para estos musiconautas lisérgicos) y finalistas en este 2012 del Málagacrea Rock.

Blam de LamPor ahora rematan su crisis nerviosa de fácil contagio con un EP, el segundo, grabado en “Producciones Peligrosas” de Granada, a cargo del productor estelar José A. Sánchez. Segundo EP que incluye temas más evolucionados en su sonido, de por sí, electrónico como: “Dadme sal”, “Ensoñación”, “Radiografía al cielo”, “Omnichord” y “Los ángeles”. Visión más profunda de la oscuridad cósmica, con síntes, teclados y omnichord que nos hacen levitar en un envoltorio etéreo y adictivo.

En cierto modo es inevitable diagnosticarles un sano legado y aprendizaje de campo, de manos de Los Planetas e incluso del Antonio Arias (Lagartija Nick y los Evangelistas) más multiverso y oniroide. Defienden un ideario de Pop agridulce y generoso Noise  de los primeros noventas con abundancia de estructuras sonoras y cacharrería, firmando cada directo como un espectáculo arrebatador y una parafernalia de contagio exasperante.

Ya han compartido cartel con leyendas alternativas como Christina Rosenvinge (en su papel de musa de la sensualidad indie-rock) y varios más. Juanjo en sus deleites gaseosos de guitarra y percusión, Juan Antonio con sus arrebatos técnicos de guitarra, theremín, sinte y omnichord, Jorge efectista y efectivo en el bajo, Inma de nocturnos teclados y percusiones y Luis Javier de lujo en la batería. Blam de Lam en directoTodo ello con un rebujo vocal de espesa brillantez  por parte de Juanjo, Juan Antonio e Inma. Su puesta en escena propone un viaje alucinógeno que no deja de sorprender por la desbocada miscelánea entre la mejor secuela psicodélica de los 70 y los sonidos noventeros con los que se han criado : Sonic Youth, Pixies, Dinosaur Jr., Flaming Lips, Yo la Tengo, Mercury Rev con especial influencia de Syd Barret, Jesus and Mary chain, etc.

La eclosión en nuestro país del pop noise coincidió con el nacimiento y desarrollo en paralelo del indie. Surfin bichos abrieron la veda de este sonido en España, para luego ver explotar a bandas como Penélope Trip, Usura, El regalo de Silvia, Bach is Dead y otros muchos. Sin duda Los Planetas (únicos susurrando en castellano como la formación de Fernando Alfaro) fueron los de contagio más virulento y masivo.

Blam de Lam investiga patológicamente en esta línea musiquiátrica, conjurándose a diario a la revisión, modificación y recomposición de sus propios temas. Apuestan por la eterna maniobra psicológica de la evolución y por la búsqueda de la utópica originalidad. Distorsiones, afinaciones disonantes, acoples, feedback, omnichord al estilo de Brian Eno, Jim James (My Morning jacket) o Mathew Murphy ( The Wombats), contundencia y oscuridad en la base rítmica, uso de melodías basadas en el pop clásico y la New wave, voces siempre personalísimas y perezosas, óptica revolucionaria y un poquito Arty del Rock… Simplemente, con vosotros Blam de Lam.

 

Author: Dr. J. Lobos

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas