Joe Strummer | Parte I: infancia y descubrimiento del rock

Jhon Graham Mellor es un nombre que no te dirá nada. Nacido en la ciudad turca de Ankara un 21 de Agosto de 1.952, de madre enfermera y padre diplomático pasó los primeros nueve años de su vida viajando alrededor del mundo, lo cual le dotó de una visión totalmente distinta con respecto a sus coetáneos de lo que acontecía a su alrededor y que le hizo convertirse en Joe Strummer. Una infancia llena de problemas, con constantes cambios de residencia y en dónde su papel se ceñía simplemente a servir el té a los importantes invitados de su padre a casa.

Pero a la temprana edad de 10 años, la vida iba a enseñar a ese niño que era el momento de enfrentarse al mundo a pecho descubierto, fue cuando sus padres decidieron mandarlo a un internado en el que tuvo que vivir el suicidio de su hermano, un año mayor que él. Entonces se empezó a gestar la personalidad del pequeño Jhon, y decidió que antes de ser atacado, atacaría él. Además es aquí dónde descubre el excitante sonido del rock, ya que junto a su pandilla escuchaban en la radio las canciones de The Beatles o The Rolling Stones.

Al acabar el colegio, comenzó sus estudios en la Escuela de Arte de Londres con la idea de poder convertirse en caricaturista. Durante este tiempo su piso, compartido con Tymon Dogg, se convirtió en el centro de reunión de una juventud desencantada y con ganas de dar rienda suelta a la creatividad. Pero en 1.973 decide trasladarse a Newport, Escocia, para seguir con sus estudios de arte. A pesar de que no consiguió acabarlos fue aquí dónde tuvo su primer brote musiquiátrico, ya que formó junto con unos compañeros la banda The Vultures. Aunque no duraron mucho tiempo esto sirvió para que Jhon Graham Mellor decidiera que se quería convertir en Joe Strummer.

De vuelta a Londres el reencuentro con su antiguo compañero de piso le dió la idea de juntar a unos cuantos músicos callejeros que conocían para formar un grupo. Al principio todo comenzó como un entretenimiento de hippies que tocaban para divertirse y entretener a la comunidad. Pero se convirtió en algo más serio y tras varios cambios de formación con idas y venidas de amigos, gestaron 101’ers (dirección de la casa okupada en la que todos vivían: Walterton Road, 101). Sus primeras actuaciones se basaban en versiones de míticas canciones del blues. Es aquí dónde recibe el apelativo de Strummer (que significa rasgueo en inglés), como algo irónico sobre su forma de tocar la guitarra, y compuso su primera canción, Keys to your heart, inspirada en la española Paloma Romero, más conocida como Palmolive, que era batería del grupo punk The Slits. Esta canción acabaría convirtiéndose en el primer single de la banda.

Seguir leyendo…  Parte II: Joe Strummer & The Clash

Author: Dr. B. Barbitúriko

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas