Narco abre la puerta del infierno – Crónica

· La presentación del disco de Narco “La Rave del Infierno” bajo análisis musiquiátrico
· La Florke, Sobran Causas, Dub Elements, Alexander Head, Infamous y Dj Flow; cancerberos de la noche

Era la noche del 3 de Marzo de 2012. Los Narco al completo habían conseguido burlar la seguridad de nuestras instalaciones y se encontraban en la calle, y sin ninguna duda, seguro que no estaban haciendo nada bueno. Los doctores de El Musiquiátrico, que con el paso de los años hemos conseguido tener ojos y oídos en los más bajos fondos de la sociedad, nos habíamos enterado que se encontraban preparando en  Sevilla un evento al que denominaron La Rave del Infierno junto a algunos de los electro obsesivos más peligrosos de la ciudad. Y allí que nos presentamos para intentar analizar los comportamientos en grupo de estos individuos.

Narco - La Rave del Infierno en el Musiquiátrico

Para despertar pocas sospechas, se trasladaron junto con un par de cientos de incondicionales a la Sala Custom, pero a nosotros no podrían despistarnos.  Cuando aún se encontraba más lleno el aparcamiento que la propia sala, subían al escenario La Florke. Grupo de la misma ciudad que mezcla las bases electrónicas que penetran en los oídos de los que acaban en las raves con voces hip hop. Apenas llevando allí media hora ya habían conseguido que el corazón de todos latiese al doble de velocidad y eso se reflejaba en las miradas de los que nos rodeaban. Y tras empezar los acordes de Sobran Causas la cosa solo se veía ir a peor. Sus ritmos de guitarra endemoniados y la potencia de la voz hacían que cada vez hubiera saltos más altos y algún que otro severo brote musiquiátrico entre el público.

Pero, y sin que sirva de precedente, estábamos equivocados. Sí que podía ir a más, y lo supimos cuando se apagaron las luces y se vió sobre el escenario a los integrantes de la banda Narco. Un éxtasis general parecía poseer a todo el mundo, y con un simple ¡buenas noches!, comenzó la marea humana que no paró hasta el último segundo. Las primeras canciones con las que comenzaron su particular ritual correspondían al penúltimo disco publicado, Alitas de Mosca. Soy el Narco, Mi Negocio o Sotánico caldearon el ambiente, haciendo que desde la parte posterior de la sala se viera una impresionante marabunta de unos chocando contra otros. Síntomas que asustan a muchos pero que son más que normales en este tipo de reuniones musicópatas.

Aunque fue cuando comenzaron a rescatar sus creaciones víricas más antiguas cuando la potencia del metal que practican llevó los ánimos a la cima de la noche. Caras desencajadas, ojos inyectados en sangre y bocas poseídas que gritaban las letras a la vez que S Curro o Vikingo. Tu Dios de Madera, Puta Policia, Kolikotron, A Cada Paso o Ambiente Cadáver son el acelerón sonoro que los sevillanos ejecutan a la perfección, llegándose tanto encima como abajo del escenario al momento del clímax musicopático.

Sorprendentemente, y tras la impresionante descarga de adrenalina que supone un concierto de Narco, al acabar no se registraron ningún tipo de incidentes. La agresividad que se respiraba en el ambiente no llegó a mayores. Todo lo contrario, fue perfectamente reconducida para escuchar a Dub Elements. Este dúo, que tocó junto a Narco el tema Estrellas en el Pecho, se encargó de mantener encendida la mecha con su música electrónica. Tras ellos Alexander Head Vs Infamous y poniendo el punto final Dj Flow.

El equipo de Doctores de El Musiquiátrico tomamos buena nota del comportamiento de todos los presentes. Especial atención merecen Narco que con el concierto que realizaron parecían haberse transportado 10 años atrás. Potencia en estado puro con un Vikingo, que a pesar de algunos problemas físicos que le impedían moverse mucho, está en pleno estado de gracia, a lo que le ayuda la gran presencia que tiene sobre el escenario S Curro, siendo capaz de llevar acabo rapeos interminables y voces que parecen provenir de un exorcismo.

Author: Dr. B. Barbitúriko

Compártelo con todos

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas