Osaka Monaurail | Funk de la vieja escuela Japonesa

Un informe forense asegura que el infarto que acabó con James Brown fue provocado por un show de Osaka Monaurail

En el Musiquiátrico hemos vuelto a sacar nuestro diccionario de japonés para recibir como se merecen a los Emperadores del Funk. Preparemos nuestras copas de Sake y nuestro mejor Sushi para dar una calurosa bienvenida en nuestras instalaciones a Osaka Monaurail.

Con unos ritmos sincopados propios del mejor James Brown, Osaka Monaurail está dando la vuelta al mundo sin necesidad de unas vías, exportando un producto nada típico de la isla del sol naciente: Funk de inspiración sesentera extremadamente bailable.

Cuando pensamos en Funk, todos pensamos en afroamericanos tocando en las salas de Atlanta en los años 60. Pues Osaka Monaurail es precisamente todo lo contrario, y sin embargo suena mejor que la mayoría de Funk que se hace hoy en día en Norteamérica.

Su sonido es auténtico, respetando las raíces  y sincronizandose perfectamente en el Downbeat que tan popular hizo James Brown. Osaka Monaurail ha desafiado al tiempo y al espacio, y de momento, le va ganando la partida. Y todo eso  sin inventar nada nuevo, ni falta que les hace, simplemente han recogido lo mejor del pasado y lo hacen de la mejor manera posible.

La historia de este grupo comienza en 1992 en el Círculo de Jazz de la Universidad de Osaka, con más de 20 integrantes entre sus filas, entre las que destacaba una gran sección de vientos. Poco a poco, el grupo fue tomando popularidad, a la vez que se iba reduciendo el número de integrantes. La formación que se ha dado a conocer mundialmente la componen 9 músicos, entre ellos el líder de la banda, vocalista, percusionista y frontman Ryo Nakata.

La primera parada obligatoria de este tranvía funky, fue el álbum editado en el año 2000 que llevaba como nombre “What is it… What it was”. Acertado título para su ópera prima con la que sorprendieron al público japonés, en él se incluían algunos temas propios junto a versiones de los grandes.

El monorail llegó hasta la siguiente estación en 2001, año de publicación de su segundo Lp “Rumble’ N Struggle”. Con este disco afianzaron su sonido retro y fueron adquiriendo popularidad dentro y fuera de su país.

Este estilo retro se ve plasmado también en el formato físico en el que editan sus trabajos discográficos, ya que Osaka Monaurail es uno de los pocos grupos a nivel mundial que estampa su música en discos de vinilo, cargando a su música de un sonido más auténtico si cabe.

Sin hacer ninguna parada intermedia, el Monorail de Osaka continúa su trayecto y sigue marcando su propio camino con su tercer álbum “Thankful“, editado a mediados de 2004. En este momento es cuando el Monorail abandona definitivamente las vías de Osaka para convertirse en un ferrocarril transcontinental, y comienza su gira por Europa y más tarde por el resto del mundo. Apadrinados por una de las grandes divas del Soul, Marva Whitney, (que ya en los 60 acompañaba a James Brown), se dan a conocer en Occidente y su éxito comienza a a ser más que palpable.

A partir de este momento, el Monorail no ha parado los motores en ningún momento, “Reality for the people“, “I am what I am” (junto a Marva Whitney) o “Amen, Brother” (título europeo para el disco que en Japón se tituló “Introducing Undercover Express” son otros títulos de la fantástica carrera de estos Soulmen de Osaka.

Osaka Monaurail ha editado un par de discos y Dvd’s en directo, que es donde se aprecia realmente el carisma que tienen estos japoneses: “Live in Spain” y “Eyewitness to the…”. Además tienen más de una veintena de singles en vinilo de 7 y 12 pulgadas.

Finalmente, la última parada programada hasta el momento se titula “State of the world“. Publicado en 2011, es la consagración de Osaka Monaurail como grupo de primer nivel a escala internacional. Sus largas giras por Oriente y Occidente están encumbrando aún más su nombre, convirtiéndolos en un clásico actual de la música Funk.

2012 es el año propicio para montarte en el monorail de Osaka si no vives en Japón, ya que estos japoneses trasladarán la vía férrea hasta Europa, Estados Unidos y Canadá.

Una vez que el tranvía arranca, ya no puede volver a parar, y mucho menos si está ambientado con el mejor Funk del siglo XXI.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas