Screaming Lord Sutch | Musicópata en Estado Puro

El Honorable Doctor Smith de la Universidad de Londres nos envía un curioso caso de musicopatía aguda, uno de los casos más graves que hemos estudiado en el Musiquiátrico.

Screaming Lord Sutch (David Edward Sutch), se hizo proclamar Lord por sus vasallos, y en conmemoración a otro viejo conocido del Musiquiátrico (Screamin’ Jay Hawkins) antepuso este gritante adjetivo a su propio nombre, e incluso al honor de haberse autoproclamado Lord.

Lord Sutch fue adquiriendo popularidad durante los años 60 en la Inglaterra anterior a Tatcher. Sus conciertos eran espectáculos de horror, con monstruos, ataúdes y calaveras, y pronto recaló en la joven e inquieta sociedad británica.

No obstante, Sutch nunca estuvo sólo en sus corredurías, ya que otros musicópatas graves como Jimmy Page (que produjo Lord Sutch & Heavy Friends), John Bonham, Jeff Beck o Ritchie Blackmore entre tantos otros, se unían a sus tropelías estrambóticas y estrafalarias.

La extravagancia de Sutch le sirvió para llamar la atención y una vez que ya había conseguido que toda Inglaterra pusiera los ojos sobre él, decidió formar un partido político para los adolescentes llamado National Teenage Party. Con la formación de este partido, Sutch pretendía llamar la atención sobre la hipocrita actitud del gobierno de Macmillan, que había prohibido la participación al voto a los menores de 21 años debido a su “irresponsabilidad“, al mismo tiempo que se destapaban escándalos por prostitución de lujo, bacanales y orgías, como el caso Profumo.

Más tarde, tras volver de Estados Unidos (donde habían intentado asesinarlo), crearía el Official Monster Raving Loony Party, partido político por el que se presentó en más de 30 ocasiones, llegando a conseguir el cuarto puesto en la ciudad de Roterham en 1994, y con el que presentaría propuestas al Parlamento como acuñar una moneda de 99 centavos para no tener que dejar propina.

Entre tanto, Sutch comenzó la emisión de una radio pirata (Radio Sutch), con la que en 1964 emitieron por primera vez desde alta mar, hasta que encontraron “Shivering Sands” un fuerte de la armada británica, de donde fueron desalojados por una fragata enviada por el gobierno británico.

Aunque la historia de Screaming Lord Sutch acaba como tantas grandes historias. Sumido en una depresión por la muerte de su madre, David Edward Sutch, decidió por voluntad propia dejar nuestro mundo en 1999.

Así que ya sabéis: en la próximas elecciones: “Vote For Insanity, You Know It Makes Sense!” (Vota Por La Locura, ¡Tú sabes Que Tiene Sentido!).

Screming Lord Sutch.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas