Wayfaring stranger | El extraño caminante que visitó el Musiquiátrico

· Una historia narrada desde el S. XIX por los espirituales negros sigue viva en el Musiquiátrico

Con aires de trovador y una guitarra vieja y decrépita apareció ante las puertas del Musiquiátrico un extraño caminante, de pies negros por el polvo del camino y el pelo enmarañadado por la lluvia y el viento. Llevaba su alforja vacía, en la que sólo cabía una buena historia por contar. Este extranjero de tierras hermanas cruzó el charco recitando su historia. Es la historia del extraño caminante, la historia del Wayfaring Stranger.

Nadie conoce su origen ni el año de su nacimiento, pero este extraño caminante ha andado entre nosotros desde finales del siglo XIX. Su historia era narrada por los espirituales negros a principios del siglo XX en Estados Unidos y fue recogida por primera vez por el actor y cantante Burl Ives, que la popularizó al usarla como sintonía de cabecera de su programa de radio, al que bautizó también con el mismo nombre en 1940.

Mucho ha llovido en el desierto desde que Ives grabara esta versión, pero no tanto como para que se olvide de las mentes de los cowboys. Dolly Parton y Johnny Cash volvieron a poner este tema en el candelero en sus respectivas épocas, e incluso cincuenta años más tarde, el vaquero pelirrojo Trace Adkins, uno de los artífices del country-pop, le prestó su sombrero de ala ancha al caminante para que se protegiese del sol y éste le narró de nuevo su canción.

El caminante tiene al menos 50 versiones conocidas y reconocidas y un sinfín de versiones de éstas, actualizadas según la época y el estilo de quién fuera el narrador, y sería imposible imaginar cuántas de éstas versiones no son conocidas tras las puertas del Musiquiátrico.

Sin embargo, nos vamos a quedar con Ed Sheeran, un joven caminante de zapatillas de baloncesto y gorra de beisbol, que nos vuelve a contar esta leyenda del extraño caminante, actualizada a los nuevos tiempos y las nuevas formas.

Pero como las puertas del Musiquiátrico están abiertas a todas las propuestas, estamos deseando conocer más versiones de esta leyenda. Así que si conoces alguna interpretación distinta de esta canción, no dudes en hacérnoslo saber y déjanos tu comentario.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas