Erykah Badu | La última gran Diva de Motown

Nombrada la Reina del Neo-Soul, la voz de Erykah Badu es inconfundible

Los musicópatas más avezados conocerán de sobra el nombre del sello de Soul y R&B de Detroit llamado Motown, cuna de las mayores divas del Jazz y el Soul de todos los tiempos: The Supremes y Diana Ross o The Marvelettes son sólo algunos de los nombres estampados en los cientos de discos de oro que hay colgados en las paredes de los pasillos de este sello histórico. Aunque los discos con menos polvo llevan el nombre de Erykah Badu.

Dallas, la ciudad que vio morir a Kennedy, fue la misma que vio nacer a Erica Abi Wright, que más tarde cambiaría su nombre de esclava por el de Erykah Badu. En la disciplina del Jazz se conoce al Scat como la improvisación vocal formada por sílabas sin sentido introducidas a ritmo. Ba-du eran las dos sílabas preferidas por Erykah para improvisar scats, y de ahí tomó su sobrenombre.

Su voz tiene un matiz inigualable. La dulce armonía que sale de su garganta y la cándida y cálida melodía que se forma en sus cuerdas vocales son un regalo de los dioses al que muy pocos pueden acceder. Una vez que conoces a Erykah Badu, es imposible olvidar su registro, por muchas imitadoras que salgan al paso.

Aunque se le ha entronado como la reina del Neo-Soul, la verdad es que Erykah Badu se mueve con la misma soltura por cualquier estilo que se le ponga por delante, ya sea Jazz, Pop, Hip-Hop, Soul, R&B o Música electrónica. Eso la ha convertido en la gran diva de Motown del siglo XXI.

Erykah Badu recoge el testigo de la mujer negra que ya entregaron Billie Holiday o Nina Simone en generaciones anteriores. Al igual que ellas, levanta un puño cerrado contra la opresión y ofrece su mano a las raices de sus ancestros africanos, sin olvidar por supuesto de dónde proviene y cuánto ha tenido que luchar para llegar donde está.

Ya desde pequeña mostraba madera de artista, cuando contaba con cuatro años acompañó a su madre cantando y bailando en una obra de teatro en el Dallas Theatre Centre, más tarde se graduó en el Booker T. Washington High School for the Performing and Visual Arts.

Aunque su oportunidad le llegó casi de casualidad, al colaborar con D’Angelo en una de sus actuaciones. El manager de éste Kedar Massenburg, (que más tarde se convertiría en presidente de Motown Records) quedó tan impresionado con la voz de Erykah que le propuso grabar un duo con D’Angelo y juntos grabaron la versión de Marvin Gaye & Tammi TerrellYour Precious Love” que le abrió a Erykah Badu las puertas del estrellato.

De mano de Kedar grabó su primer disco “Baduizm“, una auténtica joya del Soul, y la primera piedra de lo que más tarde se bautizaría como Neo-Soul. El disco fue aclamado por la crítica y el público, llegando a conseguir dos Grammys, uno al mejor disco de R&B y otro a la mejor voz femenina de R&B del año 1997.

Uno de los secretos a voces que guarda este disco es la participación de The Roots en la producción musical de algunos de los temas. Esta colaboración quedará patente un poco más tarde, cuando juntos graben otro de los grandes éxitos del Hip-Hop/Soul titulado “You Got Me“.

La carrera de Erykah Badu subía de manera meteórica y sus canciones empezaban a sonar por medio mundo. En Ese mismo año, 1997, salió a la luz un LP del directo de Baduizm, donde Erykah demostraba todo su saber hacer sobre las tablas de un escenario.

No fue hasta tres años más tarde cuando por fin encontramos el segundo disco de estudio de Erykah Badu titulado “Mama’s Gun”, mucho más influenciado por ese nuevo sonido Neo-Soul que el anterior y con el que se aleja poco a poco del Soul más clásico del que hacía gala en su primer disco. Este nuevo disco, el primero de los editados por Motown Records, está cargado de jazz al estilo Guru y su Jazzmatazz. Marca las bases del auténtico estilo de Badu y abre las puertas a nuevas colaboraciones fabulosas que seguirán incrementando la fama de Erykah Badu como una excepcional cantante en cualquier registro, como en este “In Love with You” en el que se acerca hacia el Reggae acompañada, como no podía ser de otro modo, por uno de los grandes, Stephen Marley.

Su siguiente trabajo “Worlwide Underground” tardó otros tres años en aparecer en el mercado, en este disco, la evolución de Erykah hacia la electrónica y el Hip-Hop queda patente, perdiendo en cierto modo ese aire místico y melancólico tan cercano a sus raíces, que había conseguido en sus dos trabajos anteriores. En este disco se nota la influencia del orgullo negro que Badu reclamaba, pero a la nueva usanza, no cómo lo habían hecho Billie Holiday o Nina Simone, sino con la fuerza y el descaro del que hacían gala los Panteras Negras. La producción a cargo de Dead Prez, carga el disco de loops más propios del Rap Underground que del Soul, un nuevo reto para Badu que vuelve a bordar su interpretación. No obstante, este disco queda bastante lejos de las dos primeras joyas en cuanto a musicalidad y belleza.

Y lamentablemente, ese ha sido el camino que ha decidido elegir Erykah Badu en sus dos últimos discos. (New Amerykah Part. 1 y Part. 2) Ha vendido su alma de Soul y Jazz para intercambiarla por otra de electrónica y Hip-Hop, más cercana al R&B o a composiciones tipo Bjork. Sin embargo, sigue siendo innegable lo maravillosa que es su voz en cualquier registro.

Junto a su último disco publicó el vídeo “Window Seat“, con el que Erykah Badu levantó a todo el país con su desnudo a través de las concurridas calles de Dallas, que provocó una polémica en Estados Unidos que probablemente sólo ha servido para que más gente viese el vídeo.

Sin embargo, la actualidad nos relata otro hecho polémico en relación a Erykah Badu en una de sus últimas colaboraciones, esta vez con los excéntricos Flaming Lips. El tema es una versión del clásico de 1957 First Time I Saw Your Face” que popularizó más tarde Roberta Flack. El vídeo es una explosión de purpurina y líquidos evocadores, tremendamente cargado de erotismo fetiche, en el que aparece Nayrok Badu, la hermana de Erykah, completamente desnuda, retratada en planos muy cortos y recreándose en sus partes íntimas.

Esto no ha sentado demasiado bien a ninguna de las hermanas, que se han sentido engañadas, ya que según dicen eso no es lo que habían acordado, y ni siquiera habían dado su visto bueno antes de que el vídeo saliese a la luz. Las hermanas Badu no han dudado en llamar gilipollas al director del vídeo George Salisbury, y mandarle como recado que “les bese el culo a ambas“. Como era de esperar, el vídeo fue retirado de Youtube a las pocas horas. Aunque en el Musiquiátrico hemos hecho un trabajo de investigación para encontrar el vídeo y para que nuestros musicópatas puedan decidir por ellos mismos si es arte, como dicen unos, o si es simplemente una muestra soez cargada de machismo y racismo, como dicen otros. Lo cierto es que el vídeo está alojado en varias páginas porno (que no es que yo las visite, sólo por investigación) lo cual ya demuestra el alto contenido erótico de la grabación.

Juzguen ustedes. (No recomendado para menores de 18, ni mayores de 81)

Erykah Badu

Imagen de perfil de Dr. Evo Fdez.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-
-
Ir a la barra de herramientas