Fallece Ravi Shankar | Adiós al Músico del Mundo

El sitarista hindú Ravi Shankar fallece a los 92 años en California

Ravi Shankar

No hace mucho que en el Musiquiátrico hablábamos de la familia Shankar-Jones, pero hoy nos referimos a ella en términos más funestos.

Hoy miércoles día 12 de Diciembre de 2012 la música está triste. Se ha ido uno de los músicos más grandes del planeta, profesor entre otros de The Beatles y The Rolling Stones, el único sitar que estuvo en Woodstock y que encandiló a los hippies. El primer sitarista que se atrevió a decir que el flamenco y la música hindú provenían del mismo sitio. El mismo músico que creó Shakti con John Mclaughlin y el único brahman que se atrevía con el jazz y con el flamenco, con el rock y con la música hindú. Se nos ha ido un grande, hasta siempre Pandit Ravi Shankar.

Una afección cardíaca llevaba molestándolo desde hacía casi un año, aunque eso no le impidió seguir dando conciertos a lo ancho del mundo, el último en Long Beach (Los Ángeles), un mes antes de su fallecimiento.

Shankar fue intervenido para reemplazar una válvula de su viejo corazón hace unos días, a pesar del éxito de la operación y los esfuerzos de los médicos, el sitarista no ha podido recuperar las fuerzas y nos ha abandonado dejando al mundo huérfano musicalmente hablando.

El primer ministro indio ha comentado tras su fallecimiento que han perdido un tesoro nacional y a un embajador cultural de la India.

Su pérdida es dolorosa, pero nos queda el consuelo de miles de documentos sonoros de la obra de Ravi Shankar y sobre todo, nos sigue quedando su legado, heredado por quién más cerca lo tuvo, su hija Anoushka, que continuará haciendo llegar al mundo las enseñanzas brahmánicas del Pandit Ravi Shankar.

Imagen de perfil de Dr. Evo Fdez.

Author: Dr. Evo Fdez.

Musicópata de nacimiento, sus padres notaron algo raro en él cuando de pequeño lloraba afinado, por eso lo mandaron internado al Musiquiátrico aún siendo un niño. Hoy, muchos años después, se ha reconvertido en un monstruo musicopático, ávido de devorar todos los injertos musicales que se pongan a su alcance.

Compártelo con todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-
-
Ir a la barra de herramientas